El círculo de quintas

En Pablo Jazz University, utilizamos 2 sistemas fundamentales, algo que en vez de entenderlo mejor memorizar como los alfabetos, para aprender los elementos musicales: la escala mayor y el círculo de quintas.

En 1679, el compositor y teórico Nikolai Diletskii escribió un tratado musical llamado Grammatika. Es un tratado sobre composición polifónica de estilo occidental, y el primero de su tipo. Enseñó a escribir polifónica a capella, que normalmente se basaban en textos litúrgicos y se creaban al armar secciones musicales que tenían ritmos contrastantes, métricas, elementos melódicos y corales. Diletskii pretendía que su tratado fuera una guía para la composición, pero perteneciente a las reglas de la teoría musical. Dentro del tratado de Grammatika es donde apareció el primer círculo de quintas y se trata de una representación geométrica de las relaciones entre los 12 semitonos de la escala cromática en el espacio entre tonos.

El círculo de quintas se usa habitualmente para representar la relación entre las tonalidades, pero esta parte le dejo a Pablo Lescano quien es fanático y especialista en los armaduras. En la música tonal occidental, se encuentran progresiones armónicas entre acordes cuyas notas fundamentales están relacionadas por una quinta justa. Por ejemplo, son habituales las progresiones de fundamentales como II-V-I. Por este motivo, el círculo de quintas se puede emplear a menudo para representar la «distancia armónica» entre acordes.

También se utiliza para entender el sistema de ejes que podemos ver en la música de Bartok o de Coltrane que consiste básicamente en un sistema de clasificar los 24 acordes mayores y menores que existen en funciones de Tónica, Subdominante y Dominante. Da la misma función a los acordes que se encuentran en los puntos opuestos del círculo, así como los que se encuentran a una distancia de 90° de estos. Se toman en cuenta, también, los paralelos y relativos de estos acordes.

Otras palabras, así entendemos el cambio histórico de IV-V-I a II-V-I también.

Cuando un instrumento está afinado con el sistema de temperamento igual, el ancho de las quintas es tal que el círculo se «cierra». Esto significa que al ascender doce quintos desde cualquier nota, uno regresa a un tono exactamente en la misma clase de nota que la nota inicial, y exactamente 7 octavas por encima de ella. Para obtener un cierre de círculo tan perfecto, el quinto está ligeramente aplanado con respecto a su entonación justa relación de intervalo 3: 2.

Por lo tanto, ascender por quintos justamente sintonizados no logra cerrar el círculo, aproximadamente un cuarto de semitono.

Mas detalles, les daré en las clases online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *