CONSONANCIAS, DISONANCIAS, SEMICONSONANCIAS, NOTAS ENARMÓNICAS Y ACORDES DE TRIADA

Todos estos términos de la armonía tradicional (tan subvalorada en la modernidad) tienen una relación estrecha para entender la “simplificación” de los intervalos simples, me explico. Como siempre anticipo, cualquier obviedad para los más conocedores ruego sea disculpada, pero este artículo está más orientado a los ciudadanos de a pie, o por lo menos a los músicos que recién empiezan.

La clasificación de los intervalos en la armonía tradicional nos presentaba un cuadro con 25 intervalos entre mayores, menores, aumentados y disminuidos. En la actualidad encontramos una clasificación con solo 10 entre mayores menores, justos y uno que otro aumentado y disminuido. Siempre mi pregunta fue, en donde y como se perdieron. Ahí aparecieron las consonancias, disonancias y semiconsonancias, y claro, las notas enarmónicas. Voy a explicarlo solo con las terceras que al final son las que generan los primeros acordes que se aprenden en armonía, tradicional o no.

En rigor existen cuatro clases de terceras: disminuidas, menores, mayores y aumentadas con sus respectivas distancias en semitonos, así:

dis       –> 2 semitonos (1 tono)

men    –> 3 semitonos (1 1/2 tono)

May    –> 4 semitonos (2 tonos)

Aum   –> 5 semitonos (2 1/2 tonos)

Si vemos dede las consonancias y disonancias, aquí encontraríamos dos disonancias imperfectas y dos disonancias condicionales:

3ra. m –> consonancia imperfecta

3ra. M –> consonancia imperfecta

3ra. d  –> disonancia condicional

3ra. A –> disonancia condicional

Las últimas son condicionales porque enarmónicamente resultan una consonancia, en otras palabras, por lo utilitario de la teoría musical estas disonancias pueden ser reemplazadas por consonancias, de la siguiente manera:

3ra. d  –> 2da. Mayor

3ra. A –> 4ta. Justa

De esta manera en vez de tomar las cuatro terceras para armar acordes de triada, solo tomamos mayores y menores y superponiendo unas a otras resultan los cuatro acordes básicos de la armonía. Entonces entendemos que no es que simplemente “desaparecen” o “no existen” las terceras disminuidas o aumentadas sino que pueden ser reemplazadas porque son disonancias condicionales. Así, los acordes de triada se forman de esta manera:

Acordes MAyores y menores

Lo interesante aquí es la combinación de consonancias imperfectas (terceras mayores y menores) generan una consonancia perfecta (quintas justas), y del mismo modo en la siguiente combinación, generan disonancias absolutas (quintas aumentadas y disminuidas).

Acordes aumentados y disminuidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *