Escucha esta música de la semana – 60 años de «Kind of Blue»


Los saxofonistas John Coltrane y Cannonbal Aderley, junto a Davis y Bill Evans en el piano, en plena grabación de «Kind of Blue». La batería la tocó Jimmy Cobb.

El 2 de marzo de 1959, sesenta años atrás, el grupo del trompetista Miles Davis entraba al estudio de Columbia para grabar la primera parte del disco Kind Of Blue, considerado una obra maestra del jazz contemporáneo. En efecto, el sexteto de Miles, el grupo más impresionante de la historia moderna del género, con John Coltrane en saxo tenor, Cannonbal Adderley en saxo alto, Bill Evans en piano, Paul Chambers en contrabajo y Jimmy Cobb en batería, logró en las cinco composiciones del álbum desarrollar un revolucionario enfoque sin aquel expresionismo natural que tenía el jazz de aquellos años. Se grabó en dos sesiones, la restante fue el 22 de abril, en una iglesia rusa reciclada como estudio, en Manhattan, donde no hubo demasiadas indicaciones, Miles llevó sólo unos bosquejos a modo de guía de ruta y, salvo uno de los temas, Flamenco Sketches, todas fueron primeras tomas.

En parte debido a que Bill Evans se unió al sexteto en 1958, Miles Davis continuó con la experimentación modal en este album por completo, alejándose más del estilo hard bop de jazz de su trabajo anterior.

Composiciones de una simplicidad llena de gracia y con solos de una evidente economía permiten una comunicación inmediata con los oyentes. Armonías impresionistas de un explícito minimalismo en contraste con el rotundo hard bop que se escuchaba en Nueva York en la década del cincuenta situaron a Davis como una de las usinas creativas más importantes del jazz.

El sexteto además de reunir a algunos de los mayores talentos de su época que además estaban tocando en su máximo nivel tenía una química excepcional. La fogosidad de Coltrane y Adderley se compensaba con el espíritu más calmado de Davis y Evans; la fama del grupo nació de sus conciertos, ya que no hay más que un par de horas de música grabada por este grupo y que pasó a la posteridad gracias a Kind Of Blue, algo así como 36 minutos de la mejor música posible.

Kind of Blue plantea un cambio de concepto, un nuevo lenguaje armónico, que además del sonido que de por sí genera la armonía modal, sus composiciones abren el juego a espacios y climas logrando una atmósfera única. Esto sumado a la espontaneidad de las sesiones y a la performance del increíble personal que conforma el sexteto, logran un disco único y de una trascendencia enorme.

«So What» o «Kind of Blue», se hicieron en esa época, la hora correcta, el día correcto, y sucedió. Se acabó … Lo que solía tocar con Bill Evans, todos esos modos diferentes, y los acordes sustitutos, teníamos la energía y nos gustaba. Pero ya no siento nada, sería más como un pavo re-calentado.

– Miles Davis, entrevista en 1986

So What, una introducción rubato de contrabajo y piano deriva en la línea de contrabajo más conocida del Jazz moderno. Los voicings de un pianista tocado por la varita de la sutileza y una simple respuesta de los vientos. La sección B se mueve armónicamente un semitono arriba y la sensación es de elevación total. Vuelve a reposar y la trompeta irrumpe esa paz con una de las entradas más gloriosas y simples que alguien haya tocado. La música sigue y pasan los solos con la impronta de cada músico, pero todos apuntan a un lugar común: la Música.

Eso fue hace 60 años, y siga siendo fresco a nuestro oído…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *