Las actividades cerebral y “Yesterday”

(Photo credit: picture-waterfall)

El otro día, expliqué en el boletín diario para los miembros de la Pablo Jazz university cómo traduce el cerebro los sonidos, las vibraciones que viajan por el aire, a los patrones de actividad neuronal que reconocemos como el habla, la risa o pasos de un amigo que se acerca. También les dije que la corteza auditiva humana contiene neuronas que responden solamente a la música, no al habla o los sonidos ambientales.

Hoy quiero hablar un poco sobre cómo nos sentimos con los acordes musicales.

En la música, los acordes juegan un papel importante, pero en la escucha de música real en particular, se considera que la progresión de los acordes está estrechamente relacionada con la excitación emocional. Un instituto japonés ha realizado algunos experimentos realmente interesantes al respecto. Aquí va el resumen:

Método

Participante del experimento: 11 estudiantes universitarios que no poseen el oído absoluto y sin experiencia musical. (9 varones, 2 mujeres, 19 a 24 años)

La fuente de sonido de estímulo experimental fue lo de piano. Utilizaron progresión de 2 acordes entre 48 tipos de las triadas mayor, menor, aumentada y disminuida (y sus inversiones), con acordes largas con el tempo de 120 bpm. El análisis se realizó utilizando SPM8, para medir las actividades cerebral por estímulo creado por la progresión armónica.

Los participantes respondieron a cada progresión con las palabras “Inestable-Estable” “Brillante-Oscuro” “Complejo-Simple” “Natural-Antinatural” “Duro-Suave” “Extraño-No extraño” “Triste-Feliz” “Relajado-Tenso” “Continuidad-Terminación”.

Consideración integral

En la actividad cerebral, la activación en la corteza orbitofrontal izquierda, se observó solo por la progresión que incluye la triada mayor. La activación por otras triadas no pudo ser confirmada, se indica la especificidad de la triada mayor. Además, se encontró que la impresión obtenida como resultado de la progresión del acorde era diferente de la impresión obtenida por un solo acorde. La triada mayor también mostró una buena actividad en la actividad cerebral. La progresión que termina en la triada mayor da una impresión más fuerte que otros tipos de acordes.

La progresión de acordes de los Beatles también se destaca por su uso específico de los acordes mayores. Tal vez se sintió algún tipo de usabilidad.

Al mismo tiempo, por ejemplo, en la primera sección de “Yesterday”, se abre con un acorde F (se omite tercer tono por eso no es acorde mayor ni menor), luego se pasa a Em7 antes de pasar a A7 (el dominante secundario del siguiente acorde) y luego a Dm. En este sentido, el acorde de apertura es un señuelo; la tonalidad de F se queda muy poco tiempo para establecerse antes de dirigirse hacia su relativa menor. Creo que es el secreto de que la tonalidad mayor suena muy nostálgico.

(También hay un factor poco conocido: la primera sección cantada de “Yesterday” tiene solo 7 compases… aunque no es relativo al tema de hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *