Oro Por Cobre

En los 90 hablar de secuencia y samples desataba una gran polémica entre músicos. Unos decían que no era ético otros que nada sonaba como la música “en vivo”, otros que el sonido era frío, otros que la secuencia solo era de respaldo, etc. Para mi representó la solución a un montón de problemas, a pesar de ser el blanco de una cantidad de “puristas” que me acusaban de ser desleal con el gremio. Quiero hacer un pequeño análisis sobre este tema.

Secuencia

Mi primer encuentro con la secuencia fue con un pequeño Yamaha QY-10, un diminuto monstruo que con 6 pilas funcionaba lo suficiente como para “maquetear” un tema. Luego lo llevaba al estudio, metía código SMPTE (un ruido continuo que marcaba información de frames diseñado para video pero aprovechado para audio) en la grabadora de cinta abierta y complementaba con músicos “en vivo”.

Luego pasé al legendario Roland MC-50, época que tuve un par de orquestas de baile, y de veras que la secuencia daba otro matiz a lo que el público escuchaba. Terminé el 2001 con un Roland MC-80 que para mí es la máxima expresión en secuenciadores hardware, incluía disco duro y una tarjeta de expansión de sonidos de alta calidad que redujo drásticamente la cantidad de equipo para u a presentación.

Antes de ser crucificado quiero compartir un ejemplo de música hecha con secuenciador que para mí fue de gran inspiración. El gran Charly García que logró con su genialidad las formas más hermosas de utilizar los patrones rítmicos con una Roland TR-808.

Abre el ritmo en el 4to. tiempo con palmas en corcheas, el riff de guitarra y bajo inicia en el tercer tempo del tercer compás, la base rítmica mantiene el 4/4 por 16 compases y cambia a 2/4 por un compás antes de entrar el primer verso. En toda esta introducción bajo y guitarra repite el riff (diseño) 8 veces en compás de 7/4. Dieciséis compases de verso y coro y repite la fórmula inicial de 7/4 sobre 4/4; de nuevo la fórmula inicial y un interludio 4 compases de 4/4 en nota tenida y repite la fórmula inicial con un contracanto cantado por el mismo Charly como un instrumento más. Entra la sección “puente” antes de repetir el coro y termina con base 4/4 y el riff en 7/4 – 5/4 – 7/4 fade.

Amé tanto analizar esta canción cuando escuché este tema por primera vez en 1990 y hasta ahora me sigue maravillando como hace tanto con tan poco. ¿Que le quito “magia” a la música? puede ser; pero para mi la magia está en entender. En el futuro hablaré de los samples.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *